NUTRICIÓN DE LOS REGATISTAS EN REGATAS DE ALTURA

4 MIN

La dieta de los regatistas en las regatas de altura, también llamadas offshore, debe tener en cuenta muchos aspectos: el esfuerzo prolongado, las variaciones de temperatura, el metabolismo que sigue ritmos de vigilia y descanso diferentes de los habituales, y el alto nivel de concentración requerido.

Algunos roles, como los del proa, topo y grinder, requieren fuerza, agilidad, energía y esfuerzo físico. Otros roles, como los del táctico, navegante y caña, aunque siempre requieren mucha agilidad, se centran más en la concentración y la agudeza mental.

Por lo tanto, cada rol necesita una dieta calibrada en función del esfuerzo físico y mental requerido. En la vela, el consumo calórico varía entre 150 y 300 calorías por hora, llegando, en casos extremos, dependiendo de la clase de embarcación y en condiciones meteorológicas muy adversas, incluso a consumos superiores a las 500 calorías por hora.

La vela es un deporte clasificado entre las actividades con esfuerzo cardiovascular tipo «neurógeno», caracterizado por aumentos de la frecuencia cardíaca (de media a alta). El trabajo muscular es predominantemente estático o de fuerza explosiva.

La dieta de un regatista debe ser un soporte al esfuerzo requerido tanto en el entrenamiento como en la regata, la dieta por sí sola no tiene el poder de aumentar el rendimiento de un deportista, sin embargo, una nutrición inadecuada puede limitarlo considerablemente.

Durante la preparación de una regata, se recomienda a los regatistas que prefieran alimentos fáciles de digerir, principalmente hidratos de carbono complejos, pasta o arroz, con un aderezo sencillo, por ejemplo, de verduras, y condimentados exclusivamente con aceite de oliva virgen extra añadido en crudo. Adoptar una alimentación basada en la dieta mediterránea es una buena elección, ya que incluye el consumo de al menos cinco raciones diarias de fruta y verdura de temporada, cubriendo plenamente la demanda de minerales y vitaminas necesarios para preparar al organismo para enfrentar, de la forma más correcta, el esfuerzo físico y mental y, un detalle que no debe pasarse por alto, también la exposición al sol.

DIETA Y ACTIVIDAD COMPETITIVA DE LOS REGATISTAS

 

Si pensamos en una regata de varios días, es de inmediato evidente la complejidad de la gestión de la dieta de una tripulación durante la actividad competitiva. Para definir una dieta correcta, hay que tener en cuenta varios factores, como el requerimiento calórico en función del rol y la estructura física de cada regatista, así como el sexo, el peso y la altura.

Otro factor a tener en cuenta es la edad: hasta los 29 años, el metabolismo se calibra en función de un aporte energético que debe repartirse en pocas comidas con una proporción equilibrada de nutrientes; más adelante, con el pasar de los años es mejor aumentar el número de comidas que deben ser más ligeras. Los deportistas a partir de los 30 años tienen que prestar más atención a los ritmos del metabolismo, que quema calorías más lentamente.

«Hay que tener en cuenta el metabolismo basal de cada tripulante, técnicamente cada uno necesita una alimentación diferente», explica Roberto Avanzino, profesor de enogastronomía, instructor de vela y escritor. «Desde la máxima carga de trabajo del grinder hasta el menor esfuerzo físico del táctico, pasando por los roles intermedios del proa y trimmer. La despensa debe funcionar como un traje a medida: hay que tener en cuenta las habilidades de la tripulación, la tecnología a bordo, la preparación del cocinero».

Además, hay que tener en cuenta los turnos y las noches en el barco: «Para los turnos de noche, siempre teniendo en cuenta el peso y el rol, hay que pensar en tentempiés muy digeribles que aporten energía y azúcares, por ejemplo un bocadillo con bresaola o cecina proporcionará energía durante unas 4 horas a diferencia de un paquete de galletas con mermelada, cuya energía se agota después de unas dos horas», añade Avanzino.

 

CONSEJOS PARA UNA NUTRICIÓN ADECUADA EN ALTA MAR

Según el mismo principio, el desayuno también debería ser diferente según los requerimientos específicos de cada función: por ejemplo, dos huevos y dos lonchas de bacon para el grinder y yogur con fruta fresca para el táctico. También son fundamentales los tentempiés durante la actividad física, con barritas energéticas y proteicas equilibradas o simplemente con queso parmesano (el curado de 36 meses es muy digerible y también adecuado para los intolerantes a la lactosa). Las barritas energéticas no deben sustituir la comida, sino que cuando sea necesario deben tener la función de complemento. Otra precaución que hay que tomar está en el horario de la nutrición, mejor comer 1 manzana cada dos horas que 4 manzanas a mediodía: un estómago demasiado lleno quita sangre a los músculos durante la digestión y disminuye el umbral de concentración.

La gama de productos para la nutrición deportiva Cetilar® Nutrition también incluye las Race Bar, barritas sin gluten y doping free enriquecidas con Hierro Sucrosomial® y Magnesio Sucrosomial®. La ventaja de las barritas energéticas y proteicas es que se trata de un producto muy práctico, creado para ser consumido durante la actividad deportiva, con una formulación completa y equilibrada, enriquecida con todos los nutrientes adecuados para responder al aporto energético de los deportistas, incluidos los regatistas de altura.

 

Cómo organizar las comidas de los regatistas durante las regatas

 

A continuación damos un ejemplo de menú indicativo para una regata de altura de más de dos días de duración (las cantidades deben evaluarse en función del consumo individual):

  • Desayuno
    Leche (entera) 125 g; galletas de desayuno 80 g; plátano 200 g.
  • Almuerzo
    Arroz 120 g; queso parmesano rallado 15 g; pesto genovés 100 g; aceite de oliva 10 g; piñones 50 g; jamón de York 120 g; manzana 200 g.
  • Tentempié
    Galletas de agua saladas 50 g; 2 plátanos; chocolate amargo 50 g.
  • Cena
    Tortilla de queso 150 g; espinacas 100 g; aceite de oliva 50 g; pan 80 g; fruta 200 g.
  • Libre/alternativas a los tentempiés
    Fruta 300 g; barritas energéticas por un total de alrededor de 380 kcal.

Además, siempre hay que tener en cuenta que durante las regatas, los turnos se dividen entre 4 horas de trabajo y 2 de guardia: todo un reto, pero se puede controlar teniendo a mano las barritas energéticas o, como alternativa, un superalimento como una combinación de pepitas de chocolate, dados de coco, frutos secos y frutos rojos deshidratados. Una mezcla sana y equilibrada que contiene micronutrientes esenciales y proporciona una energía sana y valiosa que, aunque es alta en calorías, no es pesada para el estómago.

Más consejos
Mantente en contacto
Suscríbete al boletín de noticias de Cetilar y recibe un descuento del 15% para usar en tu primera compra!

Al suscribirte, aceptas recibir nuestros boletines de noticias y declaras ser mayor de edad y haber leído la Política de privacidad, además de autorizar el tratamiento de tus datos con fines de marketing.